latino2.jpg

Bienvenidos

Ministerio Latino de a la Catedral

Estamos ubicados en el corazón de San Diego, California al lado del Parque Balboa. Cada domingo se celebra la misa en español a la una de la tarde. ¡Todos quedan invitados! También se celebran eventos tradicionales de la cultura Latina, como el día de los muertos (misa de los fieles difuntos) y el de la Virgen de Guadalupe la tarde del domingo antes del día 12 de diciembre. Además se ofrece el sacramento de bautismo para niños y adultos no bautizados, primera comunión, y quinceañeras.

Para más información, contacte al Padre Colin Mathewson a 619-977-8173 o mathewsonc@stpaulcathedral.org.

 

¿Quiénes somos?

Somos una Iglesia santa, católica y apostólica. Pertenecemos a la comunidad Anglicana Universal, cuyas raíces provienen de la fundación de la Iglesia de Jesucristo en los primeros siglos. Durante la Reforma en el siglo XVI, la Iglesia de Inglaterra se separó de la gobernación y de la autoridad de la Iglesia Católica Romana y del Papa. La Iglesia Episcopal de los Estados Unidos estableció su independencia de la Iglesia de Inglaterra en el siglo XVIII.

¿Es Protestante o Católica la Iglesia Episcopal?
Nuestra fe está basada en la Biblia, el Credo, los Sacramentos y la tradición primitiva de la Iglesia Católica. (La palabra «católica» significa «universal».) Creemos en Jesucristo, Hijo de Dios y Cabeza de la Iglesia, en María la Virgen y en todos los Santos. Nos llamamos Episcopales porque los obispos («episkopos» en griego) son nuestros pastores. Nuestro culto y nuestras costumbres son muy parecidas a las de la Iglesia Católica Romana, pero nuestra herencia anglicana (de Inglaterra) da mucho énfasis en las escrituras, la tradición, y la razón. Nuestros pastores (sacerdotes y obispos) pueden casarse, y ordenamos igualmente a las mujeres como a los hombres. ¿Protestante o católica? Pues, es cuestión de opinión. Conservamos la fe católica tradicional con tradiciones adicionales que tienen sus raíces en la Reforma protestante.

 

¡Todos son invitados! Quien sean y dondequiera que se encuentren en su camino de fe… favor de saber que todos están invitados a la cena del Señor.